Pizza saludable casera

Pizza saludable casera

¡Por fin! Después de enseñaros nuestra pizza saludable casera en Instagram infinidad de veces, tanto en mi cuenta personal como en @verdepicual, os traigo la receta para que podáis hacerla en casa.

Lo importante de esta receta es la masa, al final los ingredientes podéis ir variando cada vez que la hagáis y hacerla más o menos saludable.

Nosotros solemos comer más o menos siempre las mismas, pero hay días que nos apetece algún extra y que probamos con una salsa barbacoa, algo de bacon o cosas que consumimos con mucha menos asiduidad.

En fin, no me lío más y ¡vamos a disfrutar!

Preparar la masa

Ingredientes para 700g masa

  • 250 ml de agua.
  • 450g de harina panificable.
  • 5g de levadura panadera o 15g de levadura fresca.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • 35g de aceite de oliva.
  • 1 cucharadita de sal.

Ingredientes para la pizza

  • Alcachofas de lata
  • Champiñones
  • Aceitunas negras
  • Maíz
  • Tomates cherry
  • Tomate frito casero
  • Queso mozzarella

Consideraciones para que tu pizza saludable casera sea aún mejor.

  • Utiliza siempre harina de buena calidad. Nosotros compramos harina en El Amasadero, y desde entonces no hemos utilizado otra. El sabor, la textura… Todo se nota muchísimo a la hora de hacer pan, pizza o cualquier tipo de masa.
  • Puedes hacer tus masas con masa madre o con levadura de panadería fresca, muy pronto tendréis un post donde os explicaremos cómo hacer masa madre en casa.
  • Elige hacerla más o menos gruesa, a nosotros nos gustan este tipo de pizzas más «americanas» de masa gordita, pero puedes hacerla fina y crujiente si la dejas fermentar menos tiempo.
  • Si quieres, prueba la versión integral para hacerla aún más saludable. A Carlos le gusta más la harina de trigo normal y como la consumimos bastante poco, utilizamos esta. Pero puedes probar a hacerla con harina de espelta, de trigo integral… Muy pronto os subiré cómo queda con alguna de estas harinas.

Amasado

Procedimiento para hacer pizza saludable casera.

Primero pesa todos los ingredientes e introdúcelos en un bol o en una cubeta. Sigue siempre este orden: agua, harina, levadura, azúcar, aceite y sal. Es importante que la sal y la levadura no entren en contacto directo, ya que la levadura pierde su efecto.

Pizza saludable casera

Ahora llega el momento de mezclar y amasar. Nosotros este paso lo hacemos con la panificadora, en este post de mi web martarivasrius.com os hablé de ella y de todas sus ventajas. Lo hacemos por comodidad y por tiempo, pero este paso podéis hacerlo a mano tranquilamente. Si queréis hacerlo a mano, dentro de poco prepararé una entrada sobre el amasado, el cual os ayudará bastante en la elaboración de vuestras masas.

Fermentación

Cuando ya se haya desarrollado el gluten durante el amasado, la dejaremos fermentar para que adquiera volumen y su sabor mejore. Es en este paso cuando podréis decidir cómo de gruesa queréis la masa, dejándola fermentar durante más o menos tiempo. Nosotros la dejamos 60 minutos a unos 30ºC.

Aquí tenéis varias opciones para la fermentación. Nosotros fermentamos a unos 30ºC, pero también podéis fermentar vuestra masa durante 3 horas a temperatura ambiente (unos 20ºC), o dejarlo en la nevera (5ºC) durante 20 horas. Una fermentación lenta siempre mejorará mucho más el sabor de la masa que una fermentación rápida. Si tenéis tiempo, os invito a probarlo, ¡notaréis la diferencia! Sabremos si nuestra masa está lista cuando prácticamente doble su volumen.

Formado

Una vez fermentada la masa, la dividiremos en tantas partes como pizzas queramos hacer. Aquí en casa siempre hacemos dos pizzas para esas cantidades. Porciones de 350g puede ser un buen comienzo.

Cuando tengáis la división hecha, dadle forma de bola a las porciones y dejad reposar durante 15 minutos para que la masa se relaje. Coloca un poco de harina sobre la encimera y, con la ayuda de un rodillo, amasa y dale forma a la pizza y a los bordes. Tenéis el vídeo del paso a paso en mi IGTV y, como veis allí, es una receta que gusta mucho hacer con niños, ¡les encanta!

¡A por los ingredientes!

Ahora es el momento de colocar los ingredientes. Si tenéis una pala para pizza (todas estas cosas os ayudarán mucho, y si hacéis pizza a menudo, es una inversión pequeña y buena), colocad la masa encima y preparad los ingredientes.

Una recomendación antes de que echéis los ingredientes es la de echar bastante harina en la pala. Así, cuando deslicéis la pizza sobre el horno, no se os quedará pegada a la pala  (el resultado puede ser nefasto, creedme).

Pizza saludable caseraIngredientes

Unos 40 minutos antes de hornear nuestras pizzas, precalentad el horno a 300ºC. Nosotros utilizamos  ventilador con calor abajo, la verdad es que el horno que tenemos es una pasada. Además, siempre la hacemos en la piedra. Es otra inversión que os dará muy buenos resultados.

Una vez que los ingredientes estén listos, a la pizza le bastará con 5 minutos en el horno para estar perfecta. Pero si vuestro horno está a una temperatura de 250ºC, nuestra pizza se horneará en unos 8-10 minutos. Mi recomendación es que se ponga calor sólo por abajo para que la masa coja volumen. Si además se pone la función de ventilador, nos quedará la parte de arriba crujiente.

Dicho esto, ahora solo queda… ¡Disfrutar!

Resultado Pizza saludable casera

Cena diferente y saludable.

Como os digo, en casa somos fans de la pizza desde siempre. Antes consumíamos mucha (toda era comida basura), y desde que la hacemos en casa, nunca pedimos la pizza en otro sitio. Muchas menos grasas saturadas e ingredientes de calidad (igual que pasa con el brownie vegano).

Y vosotros, ¿también sois fans de la pizza? ¡Etiquetadme en redes si hacéis la receta!

Marta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.